ILUMINACIÓN URBANA

La luz es un elemento fundamental del diseño arquitectónico y urbanístico de una ciudad, en definitiva, es la esencia misma de los espacios y por tanto, del arte de la arquitectura y del paisaje.

Es notable la importancia que una buena iluminación tiene para la imagen, el medio ambiente y la economía de una ciudad, presentando los siguientes objetivos:

  • Disminuir el consumo energético de las instalaciones, apelando por la sostenibilidad y por la rentabilidad.
  • Minimizar el impacto ambiental producido por la iluminación, en cuanto a contaminación lumínica se refiere.
  • Mejorar las condiciones de seguridad y calidad de vida de las personas que viven, trabajan, utilizan y disfrutan de los diferentes espacios urbanos.
  • Adecuar el alumbrado de aceras y vías peatonales.
  • Plan de mantenimiento que asegure la funcionalidad y durabilidad de las instalaciones.
  • Contribuir, además, al embellecimiento de la ciudad en su conjunto- monumentos, edificios y espacios de ocio-, consiguiendo una imagen de la ciudad con identidad propia que la diferencie de cualquier otra, atrayendo así al turismo.
Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies